Nuestra Historia

Cuando fundamos nuestro despacho, recién egresados, empezamos desde cero. Sabíamos lo difícil que sería iniciar en una ciudad complicada y denominada mercado piloto cómo lo es Guadalajara. Comenzamos rentando unas pequeñas oficinas, cómo lo hacen la mayoría de los despachos en sus primeros pasos.

Siendo recién egresados y estudiando la Maestría en Derecho Fiscal, decidimos enfocarnos en buscar litigios de créditos pequeños, fotomultas, infracciones de policía federal (si nos iba bien); además de buscar captar contabilidades de pequeños contribuyentes para después ofrecerles alguna posible Planeación Fiscal; todo esto ocurrió en 2014. 

Y realmente fue difícil al principio: rara vez lográbamos superar el punto de equilibrio como para que valiera la pena el esfuerzo.

Y fue a partir del quinto año que superamos la barrera de los $50,000,000 anuales.

Pareciera que esto es mucho dinero, pero cuando ya cuentas con una operación de más de 40 personas, te das cuenta que realmente no es tanto. El objetivo es mucho mayor. Lo anterior nos dio mucha experiencia y nos hizo aprender de muchos errores.

Lo importante de esta historia es que documentamos absolutamente TODO LO QUE HICIMOS BIEN Y TODO LO QUE HICIMOS MAL y a partir de esto creamos una metodología, que posteriormente se convirtió en un entrenamiento formal.

Esta metodología nació por un simple experimento que ha terminado dándonos grandes alegrías y satisfacciones, pues no hay nada mejor que agregarle algo bueno a tu profesión y afectar positivamente tantos negocios.